Epmsc Ramiriqui

EPMS RAMIRIQUI

Foto Establecimiento Penitenciario de Ramiriqui

Fecha de publicación:

DIRECCIÓN: Calle 8 No. 4-08

TELÉFONO: (098) 7327568

DIRECTOR: Doctora. LIDA PATRICIA RICO RUIZ

CORREO ELECTRÓNICO PRINCIPAL: epramiriqui@inpec.gov.co

CORREOS ELECTRÓNICOS DE DEPENDENCIAS:

comando.epramiriqui@inpec.gov.co

financiera.epramiriqui@inpec.gov.co

planeacion.epramiriqui@inpec.gov.co

sanidad.epramiriqui@inpec.gov.co

pproductivos.epramiriqui@inpec.gov.co

almacen.epramiriqui@inpec.gov.co

aciudadano.epramiriqui@inpec.gov.co

tratamiento.epramiriqui@inpec.gov.co

 

BREVE RESEÑA HISTÓRICA:

El Establecimiento cuenta con más de cien años de funcionamiento, inicia como una cárcel municipal donde se tenían recluidos a internos de la región por delitos como hurtos, homicidios y delitos sexuales, los guardianes de la época no tenían uniforme, custodiaban a los internos con poco armamento como revólveres, la seguridad que ofrecía la planta física existente era mínima, estos internos tenían beneficios como salir al pueblo a desempeñar labores de arreglos de calles, parque, plaza entre otras, la comida la traían de fuera y con raciones pequeñas, las visitas eran los días jueves, días de mercado en la localidad, existía un reglamento flexible expedido por el Director de la cárcel, en la guardia no existía la jerarquización. Por más de veinte años la cárcel municipal albergaba no más de cinco internos, también existía una reclusión de mujeres, que pocas veces estaba ocupada.

Algunos ex funcionarios del Instituto que conocen de la existencia del establecimiento hace más de sesenta años, que para la época funcionaba como cárcel del circuito de Ramiriqui, albergaba internos de la región que purgaban delitos menores en el que predominaba el hurto, la capacidad real era para no más de treinta internos pero por más de diez años solo mantenían un promedio de diez, continuaban con reglamentos flexibles emanados por el Director de la cárcel, cuatro guardianes de la región custodiaban a los reos, algo importante que comentan estas personas es que en esa época los guardianes los nombraba las Directivas del Instituto por conveniencia, los requisitos que exigían eran mínimos, no se hacía cursos de formación, los catalogaban como guardianes o carceleros, la disciplina de los reos la ejercía mediante la ley del garrote, cada uno de los guardianes tenía su “palo” según su criterio, algunos le colocaban rejos en cuero para dar un rigurosos castigo a quienes infringían las normas. La infraestructura física del establecimiento era en su totalidad arquitectónica en materiales como adobe y con tejas de barro, puertas en madera que cuando las cerraban las trancaban con un grueso y largo palo.